¿Vas a volver a «sorprender» a tus compañeros de trabajo con la clásica caja de bombones para celebrar tu cumpleaños? ¿No consideras que ha llegado el momento de cambiar? Quizá un catering te ayude a lograr el éxito sin esfuerzo.

Sorprende a tus compañeros de oficina con un evento muy veraniego

Si haces números, una caja de bombones y una botella de cava pueden salirte por unos 50 euros. Aparte de repetitivo, no deja de ser un pequeño detalle y no una celebración a la altura de lo que quieres ofrecer.

La opción de un catering por la misma cantidad, que puedes recibir sin gastos de envío donde desees, es más que recomendable. Además, podrás escoger qué tipo de platos quieres ofrecer y darle así una interesante vuelta de tuerca a tu celebración.

Imagina un ágape en pleno verano a base de todo tipo de recetas diseñadas para sobrellevar el calor. Tu empresa puede convertirse en el escenario perfecto para compartir un día tan especial con los de tu departamento.

Ten en cuenta que el precio es muy asequible y que la calidad está siempre garantizada. De ti depende escoger lo mejor posible y, sobre todo, sorprender a todo el mundo.

Presentar una serie de platos cocinados por un profesional dirá mucho de tu personalidad. ¿Quién sabe? Quizá puedas crear escuela y lograr que otros compañeros se comporten de la misma manera en un futuro cercano.

Recuerda que un buen catering no deja de ser un gran detalle con los que trabajan contigo a diario. Rompe con las tradiciones y apuesta por la renovación. Cada bocado será un motivo más para estrechar los lazos de amistad y de compañerismo. Esta tendencia no deja de ganar adeptos gracias a su eficacia y a que se ha convertido en la mejor manera de celebrar un cumpleaños.

imagen