A la hora de organizar una despedida de soltera puedes controlar casi todas las variables, pero hay una imposible de dominar: el tiempo. El riesgo de lluvia es real, más en determinadas épocas del año. Por ejemplo, si celebras tu despedida en otoño o en ciertos lugares de nuestra geografía. Sin embargo, una fiesta con lluvia no tiene que aguarte un día inolvidable con tus amigas, así que vamos a ver cómo podemos solucionarlo.

Buenas decisiones por si acaso llueve en una despedida

Mejor ser previsores que llevarnos una sorpresa, así que una buena idea es organizar la despedida de soltera en una casa. En nuestra finca de Navalcarnero podréis disfrutar de un amplio espacio para celebrar la fiesta a vuestro aire. Además, al tener una zona cubierta no os tendréis que preocupar por la lluvia. Otro plan que nunca falla es cena + espectáculo… ¡alquilando una limusina! Así vais de un sitio a otro protegidas de la lluvia y con todas las comodidades.

El otoño nos ofrece unos paisajes increíbles, así que podemos disfrutar de la naturaleza en todo su apogeo, practicando deportes de aventura: rafting, barranquismo, volar en globo, paintball, bubble ball… Y si buscáis algo más tranquilo, siempre os podéis relajar con una sesión de spa en un balneario y completar la velada con una cena temática. Son actividades en las que la lluvia no tendrá ninguna incidencia.

Ya lo sabes, puedes celebrar tu despedida de soltera en otoño sin ningún problema. Convierte la lluvia en una parte más de la celebración: una fiesta con lluvia siempre será más épica e inolvidable. Y ya que os vais a mojar, ¿qué te parece ir todas con un chubasquero conmemorativo de la despedida? Eso sí, el de la novia tiene que ser especial para que resalte sobre las demás. ¡Tenlo todo previsto!

imagen